Aumentando la colección: compra de monedas




Una de las formas de incrementar tu colección es comprar monedas a vendedores u otros coleccionistas. Conociendo nuestra afición, no es raro que se nos acerquen diferentes personajes ofreciéndonos monedas antiguas o (aparentemente) valiosas. ¡Evita ser víctima de un fraude!

Moneda china de la dinastía Ging

Oportunidades

En la vida de un coleccionista de monedas hay múltiples oportunidades para adquirir monedas raras o históricas, pero lo más interesante es poder conseguirlas a buen precio con la seguridad de estar comprando una pieza auténtica. Sin embargo… ¡es muy habitual que los jóvenes coleccionistas resulten estafados en su buena fe! Para no convertirte en la próxima presa de los inescrupulosos que tanto abundan en el mundo del coleccionismo, debes aprender a hacerte una idea del valor real de la moneda identificando el metal y el tipo de moneda.

Cómo saber si estás frente a una moneda de colección

Todo buen coleccionista debe contar con un manual en el que consten fotografías de las monedas más cotizadas y cuál es el valor que tienen en el mundo de la numismática. También se puede consultar con un asesor especializado. En realidad, cada moneda tiene su propio valor desde el punto de vista del coleccionismo, ya que, por ejemplo, una moneda rara de cobre puede resultar hasta 100 veces más costosa que una moneda de oro o plata. De hecho, uno de los principales criterios para saber si una moneda es valiosa es saber cuántas piezas fueron acuñadas o cuántas de esas monedas existen en el mundo.

Valores de mercado

Algunos de los valores más destacados en el mercado de las monedas son: la disponibilidad y rareza de la pieza. Además, cada vez que una moneda rara pasa de uno a otro coleccionista… ¡incrementa su valor! También se tiene en cuenta su estado de conservación; cuanto más se parezca a la moneda en el momento de su acuñación, mayor será su valor. Sin embargo se recomienda a los coleccionistas que recién comienzan, que no limpien las monedas pues pueden causar daños en la superficie disminuyendo su valor.

Clasificación de las monedas de colección

Los coleccionistas han determinado las siguientes categorías de monedas de colección:

  • Brillante sin circular: Es la más alta calidad, la moneda luce como recién salida de la troqueladora. Se admiten ligeras marcas de bolsa.
  • Sin Circular: Se diferencia de la anterior por la falta de brillo.
  • Casi sin Circular: Ligeras huellas de uso, no tiene brillo, puede presentar una pátina.
  • Extra fina: Señales de uso, ligero achatamiento en las partes altas del diseño.
  • Fina: Desgaste y achatamiento.
  • Muy Buena: Diseño liso y fundido con el campo de la pieza, bordes achatados pero precisos, puede tener rayaduras o manchas leves, se aprecia la fecha
  • Buena: Moneda lisa, se distinguen letras y fecha, bordes imprecisos, rayaduras, manchas.
  • Pobre: No se distinguen las palabras y la fecha es difícil de identificar. Monedas rayadas y oxidadas. Generalmente son desechadas o vendidas al peso.

¡Ahora ya puedes comenzar a clasificar tus monedas según estas categorías!

Foto: vía 123.rf

This entry was posted in Coleccionismo, Falsificaciones, General, Tipos de monedas and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a reply


× 6 = treinta