Sal y ganado, monedas del mundo antiguo

¿Sabías que muchas palabras latinas o mejor dicho, de cualquier idioma, referidas a la riqueza, están estrechamente relacionadas con el dinero y las monedas? Salario, pecunia, capital… tienen su origen en instrumentos de cambio en tiempos remotos, como la sal y el ganado.  ¿Quieres saber más sobre estas monedas del mundo antiguo? ¡Acompáñanos!

Salinas Grandes 1

La moneda y el ganado

En el mundo antiguo, el ganado se utilizaba como moneda ya que representaba una referencia de valor, y además, la posesión de ganado era un signo de riqueza.  De esta cultura ancestral provienen palabras como “pecunia”, que significa exactamente moneda o dinero, proviene del latín “pecus”, es decir, ganado.  Los antiguos romanos llamaban también “caput” a las cabezas de ganado, que derivó en el término “capital”.  Los hindúes llamaban rupa a los rebaños, palabra que se convirtió en rupia que es la denominación de su moneda; los campesinos rusos llamaban “rubit” al sacrificio de ganado dando origen a la palabra rublo.  En hebreo, “gemel” denomina tanto a un camello como la salario, y “keseph” denominaba a las ovejas y también la plata metálica, para convertirse con el tiempo en la denominación de la moneda de plata.  Más allá de estas curiosidades idiomáticas, es sabido que las cabezas de ganado se usaron como moneda de cambio desde los tiempos más remotos para todo tipo de pagos e inclusive todavía se utilizan en algunos pueblos pastoriles.

Las monedas de sal

En tiempos muy remotos (cuando no existían los refrigeradores ni mucho menos) una de las formas de conservar alimentos para las épocas de escasez era la salazón; en realidad este método ya era conocido por los antiguos romanos y la salazón de pescado constituía una de las principales actividades de las colonias romanas alrededor del Mediterráneo y en especial en España.  La sal llegó a ser tan valorada que los soldados recibían parte de su paga en este producto.  Desde entonces se llama “salario” a la retribución en general, no sólo de militares y funcionarios.  La sal se utilizaba como moneda también en el lejano Oriente, y se trasladaba en forma de panes o lingotes, tal como fueron descriptos por el gran viajero Marco Polo, y llevaban el sello del Gran Khan.  La sal se utilizó como moneda hasta bastante avanzado el siglo XX como en Etiopía, donde se obtiene la sal gema o sal de piedra, tallada en bloques conocidos como “amolé”.

Foto: Salinas Grandes, provincia de Salta, Argentina.


This entry was posted in Coleccionismo, Cultura, Curiosidades, General, Historia de la moneda, Tipos de monedas and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a reply


9 − cinco =